La consultora VisionMobile acaba de publicar su presentación para el inminente Mobile World Congress 2011 en Barcelona. Sus habituales Mobile Megatrends este año se centran en cinco aspectos clave para el que promete ser un año animado en el sector de la movilidad:

Un pequeño resumen de por dónde van los tiros:

1) La cada vez más estrecha proximidad entre los entornos móvil y PC, y no sólo por estrategias de mercado, ni por el cada vez más evidente interés de los actores PC en la movilidad, sino también por la cercanía creciente de sistemas operativos (véase si no la reciente apuesta de HP/Palm o la dirección a la que apunta Android Honeycomb).

2) La deriva de las telecos hacia el sector del software (sólo faltaba telefónica con su tienda de aplicaciones, y ya está aquí) y las consiguientes transformaciones en sus estrategias y filiaciones que eso comporta.

3) La importancia creciente de las aplicaciones como un Internet alternativo o, mejor, como una versión alternativa de los muchos rostros del tan mentado Internet 3.0. De hecho, en torno a ellas se aglutinan ecosistemas articulados por plataformas (iOS, Android, Wondows Phone…). El posicionamiento de/en/con estos ecosistemas se perfila como una estrategia clave para sobrevivir a los cambios en este 2011 que arranca. La consigna es “todos a sus tiendas de aplicaciones”. Pero no es tan fácil montar una App Store eficaz: ni basta con el software, ni basta con las condiciones atractivas para los desarrolladores (los desarrolladores, siempre los desarrolladores…), ni basta con el volumen de aplicaciones… ¿Cuál es la fórmula del éxito? Más allá de Apple y Android, el modelo se consolida y empiezan a perfilarse alternativas…

4) La convivencia abierto/cerrado. La cuadratura del círculo: plataformas de código abierto que sin embargo mantienen el control sobre su manejo y gestión. El modelo lo inauguró Android y parece que está haciendo escuela.

5) Comunidades y desarrolladores. Dos palabras que este año oiremos muy, pero que muy a menudo. Las primeras se consolidan como un entorno de valor añadido clave para los servicios móviles, e incluso, a juzgar por las experiencias de Facebook, como un semillero de modelos de negocio alternativos. Los segundos se están convirtiendo en el oscuro objeto de deseo de casi todos los actores del sector (ni contigo, ni sin tí… o la máxima dieciochesca reencarnada: todo para los desarrolladores pero sin los desarrolladores). Mal que les pese a las telecos y demás, de ellos es de donde provienen los vientos de innovación en el sector.

Precisamente sobre desarrolladores es el interesante informe de la misma consultora Mobile Developer Economics 2010, fruto de una extensiva encuesta cuya versión para 2011 ya están concinando.